Animación vocacional: realidad prioritaria en nuestra misión

Animación vocacional: realidad prioritaria en nuestra misión

Roma (Italia). El 5 de septiembre la Madre general de las Hijas de María Auxiliadora, Madre Yvonne Reungoat, envió a todas las Inspectoras y miembros del Consejo Inspectorial una comunicación  sobre la reunión  conjunta  de los Consejos generales  de los Salesianos y de las Hijas de María Auxiliadora que tuvo lugar el pasado 7 de julio en Castelgandolfo. En la reunión se reflexionó y se compartió sobre un tema considerado como prioridad de nuestra misión educativa: un compromiso para cuidar las vocaciones y especialmente  las vocaciones  a la vida consagrada salesiana.
En la web del Instituto (http//www.cgfmanet.org) se encuentra la versión integral (en las lenguas oficiales) de dicha reflexión. A continuación se encuentra la carta de la Madre general que presenta el texto:

«Querida Inspectora y queridas hermanas que pertenecéis al Consejo inspectorial: como sabéis, el pasado 7 de julio nos reunimos como  Consejo general con el Rector Mayor y los Consejeros salesianos. El tema compartido es tan vital para nuestras comunidades que deseo transmitiros la síntesis de la que consideramos  una prioridad  de nuestra misión educativa. Procuramos buscarjuntos los Aspectos convergentes en la animación vocacional de SDB y FMA .Constatado que en muchos contextos trabajamos juntos FMA-SDB, tanto en los oratorios-centros juveniles, en la catequesis, en las escuelas y con los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano, es importante que tengamos una visión compartida de nuestro compromiso de animación vocacional. Esto nos ayudará también en las opciones operativas.
Varias veces he compartido ya mi preocupación al constatar la disminución de vocaciones de nuestras obras educativas, a pesar de que sean abundantes  las muchas alumnas, muchachas y jóvenes comprometidas a nivel de vida cristiana, eclesial o en el voluntariado misionero.   Jóvenes entusiastas y maravillosas que encuentro en las visitas a las Inspectorías y las he conocido en el inolvidable encuentro  del SYM Don Bosco que convocó  a miles de jóvenes del Movimiento juvenil salesiano y de otros grupos juveniles.
¿Qué podemos hacer más y mejor para ayudarlos a descubrir el proyecto de Dios en su vida? Sabemos que Jesús ¡sigue llamando! Como leemos en el Proyecto formativo: «la dimensión vocacional es intrínseca  a cada itinerario de educación» tanto formal como no formal por lo que la orientación vocacional no es sólo un momento del itinerario educativo, sino un proceso constante que acompaña el desarrollo  unitario de la persona. De hecho, «vivir la vida como vocación constituye el deber fundamental de toda persona» (cf ivi 81-96). Pero esta atención  no nos dispensa de la propuesta vocacional explícita. Ésta debe caracterizarse por la alegría de pertenecer a Jesús y de ser Hijas de María Auxiliadora que se expresa en la fuerza de atracción de nuestras comunidades.
Como don Bosco y la Madre Mazzarello estamos llamadas a dar solidez y frescor a nuestra fidelidad vocacional y a trabajar por las vocaciones para la Iglesia, para la Familia salesiana y para nuestro Instituto.
Estas reflexiones os las confío a vosotras, Inspectoras y Consejeras, que tenéis un específico deber de animación en la Inspectoría, a cada comunidad de FMA y a las comunidades educativas con los laicos, las familias y los jóvenes. Os sugiero estudiar la oportunidad de un encuentro  entre vuestro Consejo inspectorial y el de los Salesianos  para converger más en la animación vocacional de los jóvenes. El Bicentenario, en particular el encuentro tan bien llevado a cabo de los jóvenes en Mornese, en Turín y en el Colle nos ayude a caminar juntos  irradiando la cultura vocacional. El Bicentenario tendrá continuidad  de acción y dará frutos vocacionales en todas nuestras Inspectorías.
Os saludo con afecto e invoco sobre todas vosotras y sobre las comunidades educativas la bendición de Dios y de María Auxiliadora».
Sor Yvonne Reungoat                                                Superiora general del Instituto FMA

Escribir un comentario
2 comentarios
14/09/2015 15:45:44 - S. Ma. Luz Monroy

Gracias, Madre , por su exhortación para animarnos a hacer la propuesta vocacional, sobre todo con el testimonio comunitario. Esta es una emergencia...quiera Dios darnos la gracia de conversión para ser auténticas FMA. por amor a Dios y a la juventud que Él nos confía. Esperamos en el amor misericordioso de nuestro Señor para que nos envíe abundantes y santas vocaciones y a nosotros nos ayude a ser generosas en lo que nos pida...verdad?

09/09/2015 10:47:45 - sr. Mojca Š.

Grazie, Madre, di questo prezioso invito … Il «regalo della vocazione» che ogni persona ha ricevuto dal momento che è stata concepita nel pensiero di Dio, ha bisogno della nostra collaborazione!!! Ha bisogno della collaborazione di ognuna di noi, di ogni comunità, dell’impegno congiunto della famiglia salesiana, dentro la Chiesa. Noi per le giovani rappresentiamo quella parte visibile dentro la quale verificano la propria percezione di essere chiamate da una Persona trascendente, a una Causa che supera i tempi, i luoghi e le nostre piccole rappresentazioni … Credo quindi che il cammino di pastorale vocazionale oggi ci richieda una «conversione alla vocazione» … a un’operatività che sarà costantemente illuminata dalle dimensioni intellettuale e spirituale, e che sarà incarnata nelle dimensioni umana e pastorale. Grazie ancora, Madre, un abbraccio e una preghiera a Dio che mai si stanca di invitarci a dialogare con Lui!


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.