Un signo de novedad y de esperanza

Roma (Italia). Ha sido inaugurado el Depósito del Archivo general del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, de la Oficina de Diseño gráfico y de los ambientes anexos en el nuevo sector titulado "Madre Rosetta Marchese".

”Una inauguración es siempre signo de novedad y de esperanza. Es también la expresión de una confianza total en el futuro”. Son las palabras de Madre Yvonne Reungoat que el 29 de octubre de 2019 inauguró el nuevo Depósito del Archivo general del Instituto FMA, la Oficina de Diseño gráfico y los ambientes anexos titulados ”Madre Rosetta Marchese”, elegida como Patrona para la reciente apertura del Proceso de Beatificación.

Un ambiente completamente reestructurado y renovado con competencia, profesionalidad y sentido de responsabilidad por parte de las empresas, de los técnicos y de los obreros que han proyectado y realizado la transformación de los ambientes. Sor Piera Cavaglià, Secretaria general, lo ha descrito como “una nueva etapa del camino” que, desde Mornese, a Nizza Monferrato, a Turín, hasta llegar a Roma, se ha revelado expresión de amor y de cuidado de las fuentes, “para la reconstrucción de la historia y para el proceso tan importante de transmitir a las generaciones un recuerdo que es la raíz de una identidad”.

Sor Piera Cavaglià también puso énfasis en la importancia de este momento diciendo: “Cada fuente histórica que aquí se coloque será como “una huella de vida, una pista de futuro”. No se puede separar la memoria histórica del proyecto que la ha inspirado y por tanto del futuro hacia el cual se proyecta. En este espacio bello, amplio, funcional, hay una misteriosa, pero real conexión entre la memoria y la profecía. El momento actual, que estamos viviendo en el hoy de este nuestro tiempo, es un don que hemos recibido y, al mismo tiempo, es algo que podemos y debemos dar a quien venga después de nosotros, pero no de manera estática y repetitiva, sino enriquecido por nuestro testimonio creativo, fiel a la fuente carismática.”

Después de los agradecimientos a cuantos han estado implicados en esta obra, en particular a Sor Vilma Tallone, Ecónoma general y a las Colaboradoras del Ámbito para la Administración, por la constancia y pasión con que han seguido los trabajos, la Madre entregó las llaves a la Directora de la Comunidad de Casa Generalicia Sor Bernarda Santamaria, con la invitación a continuar siendo “comunidad acogedora”.

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.