Comienzan las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana 2020

Turín (Italia). El 16 de enero de 2020, más de 400 participantes provenientes de 43 Países del mundo se encontraron en Valdocco, Turín, para participar en la XXXVIII edición de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana con el título del Aguinaldo del Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco, Don Ángel Fernández Artime: “Hágase Tu voluntad, así en cielo como en la Tierra (Mt 6,10). Buenos Cristianos y Honrados Ciudadanos”.

Después de la acogida por la mañana, el inicio oficial, en el Teatro Grande de Valdocco, fue el saludo de don Enrico Stasi, Inspector de los Salesianos del Piamonte y Valle d’Aosta (ICP):

“Bienvenidos en mi nombre, pero sobre todo en nombre de Don Bosco y del Rector Mayor, porque una familia tiene siempre necesidad de una casa. Es muy hermoso pensar que Valdocco es la casa de la Familia Salesiana del mundo. ¡Así es que bienvenidos a casa, queridos!”

Los presentadores de las Jornadas, Don Moreno Filippetto, Responsable de la Comunicación de la Inspectoría ICP y Patrizia Longo, Ex­- Alumna, llamaron después al escenario a don Eusebio Muñoz, Delegado para la Familia Salesiana, que subrayó la importancia de convertirse en testimonios del Evangelio en este momento de la historia: “Las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana nos ayudarán a hacer que el Aguinaldo se haga realidad. Somos afortunados al pertenecer a una familia como la Familia de Don Bosco! Pero estamos también invitados a llegar a muchas personas que esperan compartir con nosotros el don recibido en estos días de gracia”.

Estaban presentes en la sala la Consejera Mundial de las Hijas de María Auxiliadora para la Familia Salesiana, sor María Luisa Miranda, la Delegada de las /los Exalumnas/os de las FMA, sor Gabriela Patiño, y la Delegada FMA de los Salesianos Cooperadores sor Leslye Sándigo.

El Gruppo Adonai, con la sugestiva coreografía inspirada en el tema: “Así en el cielo, como en la tierra”, ayudó a la asamblea a introducirse en la plegaria. Ésta terminó con el gesto de las Postulantes FMA del Postulantado de Turín, via Giulio, que lanzaron sábanas de colores del escenario al público, y culminó con la oración conjunta del Padre Nuestro, rezado por todos. El Grupo Adonai baila para evangelizar: “hemos representado el desorden que hay en la tierra y después, con la llegada del Espíritu Santo, de la Gracia, todo vuelve al orden”, explicó la fundadora Cristina Viotti.

El momento central de la tarde fue la Presentación del Aguinaldo por medio del vídeo y las palabras del Rector Mayor que, explicando la elección del título nacido del deseo de profundizar el binomio de vida y de acción pastoral propuesto por don Bosco “buenos cristianos y honrados ciudadanos”, propuso el reto de vivir una fe que se comunique con un lenguaje fiel a la misión salesiana en todos los contextos en que trabaja:

“Pido a los miembros de la Familia Salesiana que sean más valientes en el anuncio de Jesús, en testimoniar la fe (…) Puedo dar testimonio de que al desplazarme por el mundo he visto milagros educativos en nuestras presencias, he visto cómo algunos chicos/as han encontrado a algún “Don Bosco” en sus vidas y han cambiado. Pero en esto no podemos sentirnos tranquilos, porque podemos hacer más”.

Después de la cena, la animación de los Novicios Salesianos del Noviciado del Colle don Bosco (Castelnuovo d’Asti) permitió a la asamblea conocer a los miembros de los 21 grupos de la Familia Salesiana presentes en el evento, sobre un total de 32 existentes. Concluyó la jornada con la plegaria y las Buenas Noches de Don Ángel Fernández Artime, que evocó la realidad del Palacio Pinardi, ahora en restauración. En aquella casa, en todo el tiempo en que vivió Don Bosco vivieron unas 13 personas que hoy son venerables, beatas, santas, entre las cuales Don Bosco y Mamma Margherita. Una verdadera escuela de santidad en la cual ser felices, dar lo mejor de sí, servir, darse, era el vademécum de todos los días. “¿Pensáis que esto hoy no es posible? Yo os puedo asegurar que es posible y de máxima actualidad como hace 150 años, en las familias, con nuestros hijos, en las comunidades, con nuestros muchachos. El misterio es la fuerza del encuentro, del mirar a los ojos, del respeto pleno y absoluto a los otros, del decir a los otros con el propio modo de hacer: “Tú para mí eres importante”. Esto es crear escuela de vida.”

FlickrFMA

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.