Don Bosco en Rosarno, entre solidaridad e integración

Don Bosco en Rosarno, entre solidaridad e integración

Rosarno (Italia). En Rosarno este año la fiesta de Don Bosco ha tenido un sabor distinto. Ha sido preparada y vivida bajo el signo de la solidaridad y de la integración.

Rosarno es un ayuntamiento de alrededor de 16.000 habitantes de la provincia de Regio Calabria. La comunidad FMA llegó a Rosarno en 1945 y actualmente está compuesta por 9 Hermanas que se ocupan de la escuela materna, del Centro de Formación Profesional, del Oratorio y de las actividades parroquiales.

En el mes de enero todos los periódicos y las televisiones del mundo refirieron los “hechos de Rosarno” sucedidos el 7 de enero, día en que hubo una rebelión de inmigrados que reaccionaron con violencia a una agresión por parte de algunos habitantes del lugar. Durante algunos días la ciudad vivió momentos muy fuertes de tensión. Muchos inmigrados, que se encuentran en Rosarno para el trabajo de la recolección de naranjas, limones, fueron echados fuera de la ciudad, los habitantes de Rosarno vivieron con miedo los momentos de la rebelión. Pero después, cuando la situación parecía volver a la calma, hay quien empezó a reflexionar. Cada cual está intentando comprender qué podía hacer para evitar que se llegara al choque. Los trabajadores inmigrados están en Rosarno desde hace muchos años. Nunca había habido tensiones con los habitantes del lugar, y las instituciones, entre las cuales el mundo de la escuela, desde hace tiempo trabajan con varias iniciativas y proyectos para la integración. Pero algo no funcionó. Los trabajadores vivían todos en la “Rognetta”, una suerte de barrio de barracas, sin infraestructuras. Ahora se ha derribado. La ciudad está intentado reaccionar. Quiere mostrar al mundo que no es racista, antes bien que trabaja por la integración y la cooperación.

Y es precisamente en esta óptica, que el Liceo Estatal R. Piria, el ayuntamiento de Rosarno, los voluntarios del Servicio civil, los Servicios sociales, con la comunidad de las FMA, prepararon la fiesta de Don Bosco.

El día 30 por la mañana, en el auditorio del Liceo se organizó un encuentro “Sencillamente juntos” con los estudiantes para reflexionar sobre cuanto había acaecido en Rosarno e intentar comprender qué pasos se pueden dar para que lo que ocurrió no se repita. Fue invitada S. Leontine Sonyi de la República Democrática del Congo, que habló de su experiencia de vida salesiana, y sobre todo de cómo es difícil al inicio para una persona que llega de otra cultura ambientarse en un País extranjero, cuáles son las cosas que causan problemas, pero también presentó la parte positiva de la integración y de la multiculturalidad. S. Leontine, dirigiéndose a los jóvenes dijo: “Vosotros sois el motor de la sociedad, vosotros sois el corazón del mundo, si el corazón no late fuerte, todo se detiene. La esperanza para construir juntos está en vuestras manos, así como indicaba Don Bosco a sus jóvenes”. Las intervenciones de los representantes de las instituciones, subrayaron que algunas medidas como la regularización de los permisos de residencia y de los contratos de trabajo, el hacer que las viviendas de los trabajadores inmigrados sean salubres eran intervenciones que ya debían haberse aplicado y que ahora se muestran todavía más urgentes. Los muchachos de la escuela han mostrado con orgullo cuanto han hecho, animados por su directora, para buscar caminos de integración.

Pero al final del encuentro no nos podemos sentir completamente satisfechos. Todos saben en conciencia que hay todavía mucho por hacer. Hasta que los inmigrados sean eso y no Rosarnesos, no se podrá hablar de verdadera integración. Y todos personalmente, y en lo privado, no sólo en las manifestaciones públicas, han de interrogarse sobre qué estereotipos acompañan su percepción de los extranjeros en su territorio y en su vida.

La fiesta de Don Bosco continuó luego en el oratorio y en la parroquia. El domingo por la mañana, el párroco Don Pino Varrà, durante la homilía dijo que los deseos de paz y de solidaridad se pueden realizar en la medida en que cada cual pone la propia voluntad y las propias acciones concretas a disposición de los sueños que tiene. De lo contrario los sueños se quedan en utopías.

Después de la Misa un lanzamiento de pelotas de colores, en las que los niños habían atado un corazón en el que estaba escrito un compromiso y un deseo, fue el signo de querer empezar de nuevo, juntos. Por la tarde, la fiesta siguió con cantos y bailes en el oratorio. Don Bosco, en Rosarno, invita a los jóvenes a hacerse portadores de tolerancia e integración. Más allá de cualquier interés partidario, más allá de toda ideologización política, más allá de toda amenaza de la criminalidad organizada, que en estas tierras, por desgracia, tiene mucha incidencia.

Cada historia puede narrarse desde distintos puntos. Se ha escrito sobre Rosarno para denunciar situaciones objetivamente carentes respecto al mundo de los trabajadores extranjeros. Hemos elegido escribir sobre Rosarno para explicar lo que los habitantes de esta ciudad y buena parte de los jóvenes, intentan actuar en la vida cotidiana, sin demasiados clamores, cada día compartiendo lo que se tiene y lo que se es con quien más lo necesita.

Escribir un comentario
2 comentarios
15/09/2016 08:03:07 - ramoi

l'articolo manca dell'anno cui e stato scritto , si ricordano solo avvenimenti recenti di cronaca fuori contesto...... Era utile in censimento con i numeri di tutto l'impegno formativo e sociale esercitato inclusa l'emancipazione femminile promossa.... Non guastava sapere le vocazioni maschili e femminili qui avvenute dal 1945 , frutto di un sapiente apostolato .

03/02/2010 - lucia

Sono contenta di leggere come a Rosarno la gente stia reagendo a quanto accaduto. Il bene fa sempre meno rumore.


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.