Grandes historias, grandes mujeres

Grandes historias, grandes mujeres

Turín (Italia). Con este eslogan la Circunscripción n.5 de Turín organizó un encuentro especial con ocasión del Día internacional de la Mujer. No fue el habitual encuentro celebrativo y quizás la mimosa tuvo también en este evento un significado particular.

Cuando las mimosas empiezan a florecer, sus pinceladas amarillas anuncian que la estación está cambiando y que la primavera es inminente. Partiendo de esta sugerencia la Presidenta de la Circunscripción n.5, doctora Paola Bragantini, junto con su Consejo empezó a buscar signos de cambio en el territorio. Allí encontró recorriendo la historia y el actuar de cuatro mujeres que con su estar allí cotidiano, con sus opciones a veces a contracorriente, con su coraje para dar voz a quienes no tienen, han contribuido al desarrollo de esta gran periferia, erróneamente considerada como gueto en el imaginario colectivo.

En la gran sala de exposiciones de la Circunscripción se siguieron los pasos de cuatro historias significativas: las de dos apasionadas, de la presidenta de una Asociación de voluntariado y de una FMA, Sor Angela Cordani .

La presentación que el coordinador de la Quinta Comisión de la circunscripción, doct. Antonio Ciavarra, hizo de ella describió el itinerario que, junto a sus hermanas y gracias al apoyo de la Inspectoría, la llevó a las calles, a las casas, a los corazones de la gente de Vallette.

Un itinerario largamente preparado por su predilección por los jóvenes pobres que no se detuvo a constatar la dispersión escolar, la degradación ambiental, la dificultad de la condición femenina, la fragilidad de los núcleos familiares sino que, mirando con los ojos del corazón, vio potencialidad para desarrollar, capacidad de afecto y de relación para guiar, actitudes para descubrir.

Fue muy cálido y emotivo el aplauso que se produjo cuando sor Angela recibió la medalla de plata de manos del Vicepresidente del Consejo Regional, Roberto Plácido, y de la placa de agradecimiento de parte de las Presidentas de Circunscripción. Las motivaciones aducidas eran, por una parte el reconocimiento –así está escrito en la placa- el compromiso a favor de los más desfavorecidos del territorio; por otra, la estima por una asociación, una cooperativa, una comunidad educativa –Vides Maín- que tratan de reescribir en el hoy el sistema preventivo en un contexto difícil.

Este momento de alegría fue sumamente entrañable por el estilo de familia con que se vivió; estaban todos: las hermanas, la comunidad educativa, los voluntarios, los habitantes, los amigos ... y representando la Inspectoría, la Vicaria de la Inspectora, Sor Fernanda Salusso.

Dejamos a algunas de las palabras escritas por sor Ángela como signo de agradecimiento la incumbencia de terminar la crónica de este día. “... Creo que el pequeño fragmento de historia realizado en Valette se ha escrito a muchas manos: ante todo del Dios de la Vida, de nuestra Congregación que nos ha permitido vivir esta experiencia un tanto singular, de los educadores, de las educadoras, de los voluntarios que comparten la misma pasión educativa, de las familias que han confiado en nosotras y, ciertamente no las últimas, de las instituciones. Por tanto, si hemos de hablar de mérito, compartámoslo y démonos las gracias recíprocamente por el espíritu de familia que existe entre nosotros y por la aventura que juntos, estamos viviendo. Mi gracias se hace oración por cada uno de vosotros, para que aquel Dios que ama a todos y a cada uno, sea cual sea el credo al que pertenece, os acompañe y os ayude a seguir mirando este territorio con entusiasmo y optimismo..."

 

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.