Estar con amor

Estar con amor Hadath-Baalbek (Líbano). La situación en el Líbano sigue suscitando preocupación en la escena de los equilibrios internacionales. Lo constatan también las hermanas de nuestras cuatro comunidades de Hadath-Baalbek, Kahaale, Kartaba, Tabarja, que llevan adelante el servicio educativo en la escuela, en la casa-familia, en el oratorio y en varias actividades de animación en las parroquias.
Del 6 al 13 de noviembre sor Ciri Hernández, Consejera para las Misiones, ha vivido unos días con ellas visitando las comunidades en nombre de la Madre.
Sor Ciri ha explicado que se trabaja en la reconstrucción con esfuerzo pero también con tenacidad y con capacidad para superar las dificultades característica del pueblo libanés. Durante su visita dejó un mensaje  a las hermanas libanesas: “En esta sufrida experiencia os habéis sentido acompañadas por sor Ibtissam y por las hermanas de la inspectoría, por la diligente atención de la Madre y de las hermanas del Consejo junto a muchas hermanas del Instituto que han pedido noticias de vosotras y de la gente, ofreciendo incluso gestos de solidaridad. Deseo que vuestra acción educativo/evangelizadora continúe promoviendo la verdadera paz, el bien común, el respeto y la convivencia entre las diferencias, la solidaridad, el perdón, la oración y el diálogo”.
Las hermanas libanesas expresaron en términos convencidos la alegría y el significado de este acontecimiento. Lo manifestó así sor Lina Abou en una carta dirigida a la Madre: “Es difícil expresar el bien que nos ha hecho esta visita. Es verdad que la guerra  ha trastocado nuestra vida y nuestros planes y ha marcado el presente y el futuro de nuestro País; pero de la misma manera, su bondad, afecto, generosidad, solidaridad y   de muchas Hermanas en el mundo, nos llenan de alegría, de seguridad y de mucho consuelo. La hemos sentido presente con sor Ciri, de la misma manera que hemos sentido el afecto y la oración de todo el Consejo y de muchas Hermanas. Sentimos firme vuestro apoyo y os estamos inmensamente agradecidas. Mientras trabajamos y trabajaremos, os llevaremos en la mente y en el corazón, y nuestras fuerzas se redoblarán porque nos habéis hecho más responsables para responder con inteligencia y amor a las emergencias del tiempo. Madre, a través de usted, queremos hacer sentir nuestra voz y nuestro gracias a cuantas en el silencio y  en el anonimato nos han echado una mano”.
La comunidad de Hadath, las más cercana a la zona de los bombardeos, es una misión que  manifiesta el coraje de estar con una población de mayoría musulmana chiíta. Nuestras hermanas no se sienten como que están “entre” los musulmanes, sino  “para” los musulmanes. Además la comunidad es un apoyo para la minoría de cristianos presentes en  el pueblo de Hadath. Las fma de esta ciudad y de las otras, se hacen promotoras y educan para la convivencia pacífica entre poblaciones de fe y de tradiciones diversas, educan en el diálogo, en el respeto recíproco y  procuran ser apoyo para la población en  los momentos de mayor tensión política.
En cada comunidad sor Ciri tuvo oportunidad de reunirse con las hermanas, los docentes y los alumnos. Estos últimos expresaron sinceramente su agradecimiento y su esperanza al querer construir  un futuro de paz fundado en el diálogo y el perdón. Por los dibujos entregados a sor Ciri, se nota de qué manera los niños han visto con sus ojos la maldad de la guerra, y cómo ahora sólo quieren olvidar y mirar su vida y su país con confianza.

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.