“Yo te daré la maestra”. Jornadas de reflexión sobre maría

“Yo te daré la maestra”. Jornadas de reflexión sobre maría En la proximidad de la fiesta de la Inmaculada, nos complace compartir la experiencia de profundización de la espiritualidad mariana, realizada por la Conferencia interinspectorial de España y Portugal (CIEP). Nos la narra sor Carmen Canadell, fma, de la ispectoría N. S. del Pilar, de Barcelona (SBA).
«Las Hijas de María Auxiliadora, a los 120 años de su llegada a España, han celebrado unas jornadas marianas en León, Valencia, Madrid, Fátima, Las Palmas de Gran Canaria y Sanlúcar la Mayor (Sevilla), entre abril y octubre de este año, organizadas por la CIEP. Con objetivos y contenidos comunes, se han abierto a FMA, laicos y laicas de las comunidades educativas y, en general, a los miembros de la Familia Salesiana. Han contado en total con unos quinientos participantes.
Su propósito ha sido relanzar la presencia de María en las diversas realidades educativas y actualizar el contenido teológico-espiritual sobre esta figura central del mensaje cristiano e incondicional en el carisma salesiano.  
Con la metodología de ponencias y talleres, se ha dado continuidad al tema del Congreso Mariano Internacional celebrado en Roma en diciembre del 2004 con el lema Yo te daré la Maestra.
Los ponentes – SDB y teólogas religiosas y laicas – ofrecieron un perfil de María cercano a los jóvenes, con la convicción de que la educación mariana se identifica con la educación integral, ya que María es el mejor paradigma de la antropología cristiana.
 
María nos queda cerca
Se constató que María de Nazareth, más que la de los altares y los estereotipos, cae bien a los jóvenes. Es la muchacha hebrea que se abre paso en una cultura en que las mujeres carecen de consideración social y familiar y cuyo único prestigio es tener un hijo varón, viviendo en un universo cerrado y sometido al marido. Su sí a los planes de Dios, pronunciado en libertad, la hace más libre. María pasará de la rigidez de los esquemas tradicionales al riesgo de lo desconocido, adoptando una actitud abierta. Seguro que los y las jóvenes quieren reconocerse en la “María libre”, que decide por sí misma.
Sabemos que la que colabora con los planes de Dios llegará a ser madre del Mesías. Y correrá junto al hijo la aventura de ser madre, prestará al niño la calidez de su vientre y después, su comprensión y ayuda a lo largo de su vida. Lo educará. Le transmitirá su experiencia religiosa. Lo acompañará siempre, sobre todo en su dolor. En Ella los jóvenes pueden ver a tantas mujeres que luchan actualmente por sus derechos, a las madres que entregan su vida y educan a sus hijos, porque son la fuente del amor que se proyecta en la familia y traspasa las generaciones. Ella es la mujer de cada día, con sus alegrías y sus penas, que está entre los pobres de Yahvé y nos habla de solidaridad, de ternura, de trabajo, de justicia, de amor verdadero, de esperanza.
Don Bosco – se expuso - planteó la presencia mariana como camino educativo. E inspirándose en la devoción popular de su momento, promovió una “auténtica” devoción a María acompañada de gestos de solidaridad, ayuda, compromisos concretos. Las intervenciones de D. Bosco hablando de María se orientan hacia la conversión, hacia nuestra transformación como personas. La piedad mariana no es una meta en sí misma, sino que forma parte de un proceso pastoral. La acción de María es cristocéntrica, eclesial, antropológica, y transmite la vivencia de un Dios cercano.

Abrir caminos
El balance de las jornadas fue muy satisfactorio. Se valoró la riqueza de la convivencia entre religiosas, religiosos, sacerdotes y seglares, el interés que despertaron las ponencias, la visión femenina de los textos bíblicos que aportaron las mujeres teólogas. Los grupos de reflexión empezaron a concretar las implicaciones pedagógicas y pastorales de la presencia mariana. Se tuvo conciencia de que para transmitir a María es indispensable nuestro testimonio: en la escucha de la Palabra, la gratuidad, la alabanza, los momentos marianos, la “palabra al oído”… y hacer que esté presente en las manifestaciones artísticas - la danza, el teatro, la canción… - , en los momentos de reflexión y de interiorización, porque es maestra de espiritualidad, y en muchos momentos informales. Estas jornadas pueden abrir caminos».

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.