Timor Est

Timor Est Sor Alma Castagna nos escribe desde Timor para compartirnos la situación de riesgo que la nación está atravesando en la proximidad de las elecciones presidenciales, previstas para el 9 de abril del presente año. «Os pido un recuerdo y una oración especial. Ha sido fijada la fecha para las elecciones presidenciales y ¡ya la tensión en Dili ha crecido! Los candidatos por ahora son ocho, pero el problema es la violencia que va explotando gratuitamente en la capital; parece que algunos aprovechan de esta situación para cobrar cuentas o venganzas que desde hace años conservan a “fuego lento”. Tensiones que existen también hacia las fuerzas internacionales. A hacer más grave la situación ha contribuido, en las últimas semanas, el hecho de que no han entrado naves al puerto, de modo que las provisiones de arroz se han agotado y todavía no es tiempo para cosechar maíz o trigo de nuestros campos.
Todo esto ha aumentado los conflictos y la tensión. En las zonas agrícolas, como la nuestra, se siente el malestar, pero hay posibilidad de sustituir el arroz con verduras, raíces, carne... En fin, la gente no “muere” de hambre, aunque para ellos una comida sin arroz es algo parecido ¡a la abstinencia cuaresmal! Para nosotras, en la escuela y también en el orfanato, la previsión de la ecónoma ha permitido que tuviésemos buenas reservas, y así podemos dar de comer a las jóvenes con relativa tranquilidad y, también en la escuela, hemos podido ofrecer a las alumnas externas de Venilale la posibilidad de quedarse a comer con nosotras. Esto alivia un poco los problemas en las familias.
Sin embargo, en la capital y en otras ciudades, la gente ha asaltado los depósitos de ayudas humanitarias del gobierno y han tratado de apropiarse de las provisiones de algunos negocios. Los robos en este periodo están a la orden del día y hay quien aprovecha de la situación para vender los bultos de arroz que se encuentran en el mercado a ¡un precio 8-9 veces más de lo normal!
Algunos militares que han desertado están ahora creando revueltas en la zona occidental del país. Varios grupos persiguen los automóviles del gobierno para quemarlos o apedrearlos. En medio de este clima muchos se preguntan si las elecciones se realizarán o no, y observando lo que ahora sucede, nos interrogamos sobre lo que podrá estallar. Confío, por lo tanto, en vuestras oraciones, para que el clima pueda “enfriarse” y favorecer un acceso pacífico a las urnas, pero sobre todo, para que la vida de esta pequeña isla pueda transcurrir en la “normalidad”, orientada hacia el desarrollo del país y la educación de los/as jóvenes y de los/as niños/as. Gracias por vuestro recuerdo». 

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.