Augurios pascuales 2007

Augurios pascuales 2007 Escuche el archivo audio de los saludos de La Madre

Queridas hermanas,
La cercanía de la Pascua de Jesús me lleva a vosotras para ofrecer un augurio de vida, de amor y de paz, que extiendo también a las comunidades educantes.
En casi todos las Inspectorías se ha iniciado la reflexión y el compartir experiencial, en torno al tema del CG XXII, que tiene como eje central el amor preveniente del Padre y la llamada a testimoniar el mismo amor a las/los jóvenes.
¿Pero qué es el amor? La carta encíclica de Benedetto XVI Deus caritas est nos indica la fuente para comprenderlo: "la mirada dirigida al costado desgarrado de Cristo…. A partir de esta mirada, el cristiano encuentra el camino para vivir y amar."
Se trata de una mirada nueva, capaz de descubrir los nuevos brotes de vida que están germinando en medio de tantos factores de muerte. Es la mirada consciente de que la vida es más fuerte que la muerte. Su fuerza explosiva es capaz de romper la dura roca de nuestras resistencias, de nuestras oscuridades y cerrazones.
En la llamada al amor sentimos el llamado a ofrecer esperanza a todos los crucificados del mundo, a estar junto a las jóvenes y a los jóvenes pobres de perspectivas, de futuro.
Nos sentimos urgidas a salir de nuestro aislamiento, de la costumbre de una vida cómoda, sin vibraciones de ternura y alegría, a tener compasión especialmente de los que sufren la pasión del abandono, de la explotación, del abuso. Pero también de cuántos viven en el sin-sentido de la vida. Jesús resucitado es para todos guía en el camino; es la via por la cual la felicidad es alcanzable porque testimonia que el sentido de la existencia está dado por la reciprocidad del amor: el amor se hace posible… porque primero nos ha sido donado, cf DCE 14.
Sea Pascua de resurrección para todas vosotras, queridas hermanas, para vuestros parientes, particularmente aquellos que están sufriendo, para las comunidades educantes, y dentro de ellas las jóvenes y los jóvenes, para los grupos de la Familia salesiana, empezando por las exalumnas, por los pueblos del mundo, especialmente por las naciones en guerra, para todos los que no conocen la luz de Cristo y no esperan su resurrección.
También en nombre de las hermanas del Consejo, agradezco por los augurios que nos habéis enviado. Recibid nuestro abrazo pascual.

Con allegría,
Sor Antonia Colombo

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.