Una sola familia humana, comida para todos!

Una sola familia humana, comida para todos! El 10 de diciembre, en concomitancia con la Jornada mundial de los Derechos Humanos, se lanzó  la campaña internacional sobre el derecho al alimento promovido por Cáritas  Internacional, que tiene por título “Una sola familia humana, alimento para todos”.
El primer objetivo de Desarrollo del milenio (MDG – Millennium  Development Goals) es eliminar hambre  y pobreza. Visto que los MDG habrían debido ser alcanzados a finales del 2015 y difícilmente lo serán, la confederación Cáritas quiere unir todas sus fuerzas y comprometerse con otras muchas organizaciones para contribuir  en las iniciativas que se pondrán en acción después de aquella fecha y poner, de verdad, fin a los sufrimientos de millones de personas hambrientas  en el mundo entero.
La comida es esencial  para vivir una vida digna, y es también central en la fe cristiana en la manera de partir y compartir el pan.
He aquí entonces el porqué del lanzamiento de la campaña, con la firme convicción que la actuación del derecho   a la alimentación constituye un paso fundamental en la eliminación del hambre en el mundo. Tener una alimentación adecuada es la necesidad humana más esencial y esto no obstante, casi mil millones de personas no pueden saciar el hambre o viven en un estado de malnutrición, sin ninguna posibilidad de vivir una vida digna.
También el Papa  da su apoyo y afirma: «No podemos mirar a otra parte y fingir que esto no existe», denunciando así el escándalo mundial de un millar de millones de personas que hoy todavía  padecen hambre. «Invito a todas la Instituciones del mundo, a toda la Iglesia y a cada uno de nosotros, como una sola familia humana, a dar voz a todas las personas que sufren  el hambre silenciosamente, para que esta voz se convierta en un rugido capaz de sacudir el mundo».
La base para cualquier cambio viene de nuestro interior antes que todo y de nuestra capacidad de ver el rostro de Cristo en los que sufren hambre. Cuando empezamos a mirar profundamente dentro de nosotros, nos damos cuenta que sólo si trabajamos como una sola familia humana con espíritu de compasión y de unidad podremos poner fin a una grave injusticia: hay suficiente comida en el mundo, y sin embargo  hay personas  que todavía padecen hambre.  Se debería, de verdad, hacer sitio en nuestro corazón para que todos puedan tener una alimentación adecuada y compartir lo que se tiene con quien  se ve obligado a afrontar muchas fatigas para satisfacer  una necesidad tan primaria y al mismo tiempo hacernos promotores de una auténtica cooperación con los pobres, para que mediante su trabajo y el nuestro puedan vivir una vida digna.
Apoyar a Cáritas, comprometida en 200 Países, en esta Campaña, significa también, cambiar costumbres y maneras de pensar comunes. Debería ser empeño de todos siendo cada vez más conscientes de las opciones alimenticias, del despilfarro de comida y del mal uso de los recursos disponibles y reconocer que todo esto recae sobre las vidas  de quien - ya sea  cercano o lejano-  sufre el hambre en su propia carne.

http://www.caritas.it

 

Escribir un comentario
1 commento
15/12/2013 23:19:36 - Ir.Maria do Rosário Leite Cinhtra

Il 10 dicembre, in concomitanza della Giornata mondiale dei Diritti Umani, cè stato il lancio della campagna internazionale sul diritto al cibo promossa da Caritas Internationalis, che ha per titolo Una sola famiglia umana, cibo per tutti. A Jornada Mundial aconteceu no Brasil. Que parte teremos em tudo isto?!


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.