Familia Salesiana… ¡para ser testimonios de Dios!

Familia Salesiana… ¡para ser testimonios de Dios!

Roma (Italia). Se ha concluido, en Roma en la Casa Generalicia de los Salesianos y en el “Salesianum” la 35ª edición de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana. 
Las Jornadas de este año centran la atención sobre la Familia. Tema guía de los trabajos, como por tradición, es el Aguinaldo del Rector Mayor, que para el 2017 recita: “Somos Familia. Cada casa, escuela de Vida y de Amor”.
Alrededor de 400 los participantes en las JSFS procedentes de los 5 continentes, que constituyen una válida representación de los 31 grupos de los que está constituida hoy la Familia Salesiana. El encuentro ha iniciado por la tarde del 19 de enero de 2017 con los saludos introductorios y la presentación de los 21 grupos participantes de la Familia Salesiana en el mundo.
Por el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora participan Sor María Luisa Miranda, Consejera del Ámbito para la Familia Salesiana junto a sus colaboradoras, FMA representantes de las casas dependientes de la Madre, las novicias de los dos noviciados internacionales de Roma, numerosas FMA procedentes de las diversas inspectorías del mundo. La Madre general, Sor Ivonne Reungoat ha estado presente en algunos momentos de las jornadas, ha dado las Buenas Noches y ha encontrado a las FMA.
Don Ángel Fernández Artime, Rector Mayor en su saludo inicial ha dicho: “Somos 21 grupos de la Familia Salesiana aquí presentes en estas Jornadas y soy muy feliz por ello. Pero quiero decir una cosa basilar: Familia Salesiana, ¡hemos nacido para ser testimonios de Dios!”.

Don Eusebio Muñoz, Delegado del Rector Mayor para la Familia Salesiana, ha dado las gracias a todos los presentes y les ha invitado a vivir intensamente estas Jornadas y a alimentarse de espiritualidad salesiana. “Este encuentro os permitirá reforzar la experiencia espiritual que os ha traído a Roma, y cuando regreséis a vuestros lugares de procedencia estaréis en grado de transmitir esta bella experiencia de fraternidad”.
La primera intervención formativa se ha confiado a Don Juan José Bartolomé, SDB, que ha hecho referencia a la “experiencia de familia de Jesús de Nazaret en la tradición sinóptica”. Ha explicado el biblista salesiano: “Dios quiso asemejarse a nosotros para salvarnos, y quiso nacer en una familia…Dios quiso aprender a ser uno de nosotros, crecer como un hombre en una familia, cuna de la vida y del amor, el lugar en el que el hombre nace y crece”.
Al término de la primera jornadaDon Á. F. Artime ha ofrecido el pensamiento de las “buenas noches” salesianas y ha manifestado con gran claridad: “Querida Familia Salesiana, no hemos nacido ni siquiera sólo para hacer obras de caridad, hemos nacido para ser testimonios de Dios, esta es nuestra identidad fundamental. (…) En un mundo donde se intenta poner a Dios callado, tenemos una gran responsabilidad como Familia Salesiana: testimoniar con nuestra vida al Dios viviente”.

El 20 de enero por la mañana hubo la presentación del Aguinaldo 2017 por parte de Don Ángel. “¡Somos Familia! Ante la situación que atraviesa hoy la familia, la Familia Salesiana ha de responder acompañando y engendrando procesos en la Comunidad Educativo Pastoral”.
Don Fabio Attard, Consejero General para la Pastoral Juvenil, ha presentado el tema: “Pastoral Juvenil Salesiana y Familia. Herencia y líneas de futuro”. Ha concluido diciendo que “el problema de nuestro tiempo está en la exigencia de la nueva evangelización que requiere el cuidado pastoral de la familia”.
A conclusión de toda la mañana se ha celebrado la Santa Misa, presidida por el Rector Mayor con la Homilía de Don Francisco Cereda, Vicario del Rector Mayor.
Por la tarde la Psicóloga Virginia Cagical de España ha tratado el tema: “Acompañar a la familia, claves de escucha y de discernimiento. 
Reflexionando sobre el texto “Amoris Laetitia” ha afirmado que “Cada matrimonio es una historia de salvación que ha de cuidar, proteger y educar. Para hacer frente a las dificultades de la familia actual como la hiperprotección, la falta de tiempo, entre otras cosas, la fuerza de la familia reside esencialmente en su capacidad de amar y enseñar a amar”.
Una experiencia igualmente significativa ha sido la presentación de Salvo Adamo y su esposa, que se han propuesto acoger en las propias casas a niños y niñas, adolescentes y jóvenes que no viven en casa propia.
Después del encuentro en grupos lingüísticos, la Madre General de las FMA M. Ivonne Reungoat dio las Buenas Noches Salesianas: “La Familia Salesiana es una fuerza profética en el mundo de hoy. Nosotros hemos de concienciarnos de esta realidad. Don Bosco entendió que no se puede educar sin la presencia de una familia y en un clima de afecto sano, de libertad, de confianza, de alegría, de esperanza, creando de tal forma la posibilidad para sus jóvenes de formarse viviendo en una familia”.
La jornada de sábado 21 se ha abierto con la relación de Don Andrea Bozzolo SDB, una lectura salesiana de Amoris Laetitia: “El interés particular de la Iglesia sobre la realidad de la familia se debe a la constatación de la crisis que esta institución está atravesando en nuestra sociedad. Especialmente en el mundo occidental y sobre todo porque hay la convicción de que la familia tiene la gran responsabilidad de cuidar la transmisión de la Fe”, dijo.
La segunda parte de la mañana se dedica a la presentación de experiencias de grupos que trabajan en nombre particular con las familias. El grupo “Hogares Don Bosco – han explicado su experiencia que tiene cincuenta años de vida en España con el acompañamiento de las Familias por parte de los Salesianos Cooperadores de Eslovaquia. “Hogares Don Bosco – han explicado Andrés y Carmen – está organizada en grupos de parejas, que aceptan libremente vivir la espiritualidad salesiana y buscan hacer un camino serio de crecimiento humano, cristiano y familiar”.
Como conclusión de toda la mañana ha tenido lugar una hora de Adoración Eucarística, en la que se ha recordado a Don Thomas Uzhunnalil, el misionero salesiano indio raptado en Aden, en el Yemen, el 4 de marzo de 2016. La tarde ha sido un momento de encuentro de los grupos de la Familia Salesiana, que han reflexionado sobre iniciativas de compromiso concreto para vivir el eslogan: Somos Familia. Por la tarde, una gran fiesta de todos los grupos de la Familia Salesiana ha concluido la jornada.

Domingo 22, las conclusiones de Don Á. F. Artime que en primer lugar ha agradecido a todos por haber compartido juntos, día a día, el trabajo de la Familia. “Dos palabras pueden ser la síntesis y las perspectivas de este 2017 – dijo el Rector Mayor – gran convergencia, en todas las intervenciones”.
Luego recordó las palabras que Papa Francisco entregó en Turín-Valdocco en 2015. “Vosotros me habéis educado con el afecto, no perdáis nunca esta forma de educar” e insistió sobre el seguir el trabajo educativo “a partir del afecto, que es parte de nuestro patrimonio, y que engendra acogida, conduce a tener las puertas abiertas, sobre todo la puerta de nuestra casa, más todavía, la puerta de nuestro corazón”.
Al término de la 35ª edición de las Jornadas de Espiritualidad, el Rector Mayor dijo: Sintámonos enviados como misioneros salesianos en medio de las familias de todo el mundo”.  

Buonanotte di Madre Yvonne Reungoat alle GSFS 2017: http://www.cgfmanet.org

Para los materiales: http://www.sdb.org

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.