50° de la Fundación de la Casa Generalicia FMA

Roma (Italia). El 7 y el 8 de diciembre de 2019, en la Solemnidad de María Inmaculada, se terminaron las Celeberaciones del 50º de la Fundación de la Casa Generalicia FMA en Roma – RCG (11 de octubre de 1969 - 11 de octubre 2019).

Los festejos por el 50º aniversario de la Casa Generalicia de las Hijas de María Auxiliadora, empezaron el 11 de octubre de 2019, con la Celebración Eucarística presidida por el Obispo Salesiano Mons. Enrico Dal Covolo, y continuaron el 7 y el 8 de diciembre de 2019.Las Primeras Vísperas de la Solemnidad de María Inmaculada, presididas por don Cristiano Ciferri, SDB, introdujeron el momento conmemorativo recordando el Sí de María y su belleza espiritual.

“Es Ella quien lo ha hecho todo” (Don Bosco) fue el eslogan escogido. Y las hermanas de la Comunidad de la Casa Generalicia, la Madre General Sor Yvonne Reungoat y las Consejeras Generales, las FMA que volvieron para celebrar este importante aniversario, las hermanas de las Comunidades de la Visitaduría María Madre de la Iglesia (RMC), la Inspectora sor Angela Maria Maccioni y las comunidades vecinas de la Inspectoría S. Juan Bosco (IRO), los Nociciados de Via Appia (Roma) y Castelgandolfo, los/las Colaboradores /as con sus familias y los/las Bienhechores/as de la Familia Salesiana – confiaron a María las historias, las experiencias de vida, los proyectos, las esperanzas de las Superioras y de las Hermanas, pasadas y presentes, de todas las partes del mundo , signo y profecía de comunión.

“Esta casa no tiene una vocación, es una vocación; no tiene una misión, es una misión, la de entrar en diálogo con las Hijas de María Auxiliadora, con el Instituto, con los Colaboradores, con la Iglesia. Es una casa al servicio de la misión y cada FMA aquí es “la sierva del Señor”. Aquí se hace la experiencia intercultural del carisma salesiano.”

Son las palabras de la homilía de Don Francesco Cereda, Vicario del Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, que el 8 de diciembre de 2019 presidió, en la Solemnidad de María Inmaculada, la Eucaristía de los 50 años de Fundación de la Casa Generalicia FMA, recordando que los eventos más importantes para Don Bosco tuvieron su inicio con la Inmaculada, la “toda hermosa”, propuesta por el Santo a los jóvenes, después de la proclamación del Dogma en el 1854, para hablarles de belleza.

La celebración, animada en el canto por las FMA de Casa Generalicia, tuvo como momento conclusivo el Magnificat de acción de gracias, acompañado de una danza. Después, en el atrio de entrada, hubo el tradicional círculo mariano para recordar, junto a toda la Familia Salesiana y a las Comunidades Educativas del mundo, el nacimiento del Oratorio (8 de diciembre de 1841) con el Ave María que recitó Don Bosco junto a Bartolomé Garelli.

Una exposición, preparada para la ocasión, hizo memoria, a través de las principales etapas históricas y el sucederse de las Madres Generales y de los Consejos, de los eventos importantes que han marcado la vida de las más de 550 Hijas de María Auxiliadora que han pasado por la Casa.

Por la tarde, el momento de fiesta en el Auditorio de la Casa Generalicia, fue presentado por la Directora, sor Bernarda Santamaria que, después de los agradecimientos, dijo: “Aquí vienen y viven juntas muchas Hijas de María Auxiliadora, de todos los países y continentes. Forman un tejido multicolor de culturas, de lenguas, de tradiciones. En la sencillez del día a día, ofrecen su compromiso de estudio, de trabajo, de servicio al Instituto. Es lo que hace bella la vida aquí y la alegría que no falta nunca, a pesar de las fatigas y las inevitables dificultades. Estar juntas nos ayuda a”colorear” con creatividad aquel dibujo de amor que la Virgen confió a Maín: A ti te las confío”.

Fue un breve momento de conmemoración para recordar lo vivido por la Comunidad de Casa Generalicia en los 50 años de vida y de misión, una comunidad internacional, generativa de vida, sinodal al servicio del Instituto; hubo un gracias gozoso y multicultural, de danzas con los vestidos típicos de diversos Países del mundo, video con fotos históricas y momentos de fraternidad vividos, un canto La Sua Casa. La memoria se hacía vida concreta: en una Comunidad que vive en el corazón de la Contemporaneidad con la actitud de María, para vivir la fuerza generativa del carisma salesiano, sostenidas por la alegre e inquebrantable certeza de que el Espíritu Santo difunde e infunde en lo cotidiano de Casa Generalicia una nueva vitalidad y creatividad, llena de la esperanza del vino nuevo que brota de la fe.

Esta es la Casa de cada FMA, de cada uno y cada una de los jóvenes, de los laicos que colaboran a diversos niveles y de cualquiera que entra”. Con estas palabras Madre Yvonne Reungoat introdujo su discurso. “No sólo cada una de nosotras es parte de esta Casa, sino que cada una es casa. Aquí no se puede tener un corazón pequeño, porque siempre el corazón está llamado a ser una casa que acoge al mundo.”

Después recorrió brevemente las etapas principales de la historia de Casa Generalicia, que es la tercera Casa Madre después de Mornese y Nizza Monferrato.

Nació como una casa de periferia, propiamente como hoy pide el Papa Francisco, “una experiencia que quiere ser una invitación a vivir la acogida en todo el mundo”, un lugar donde “saber hacer, saber ser casa, entre nosotros y para quien viene”.

Terminó diciendo: “Pienso que nuestra oración de hoy es una acción de gracias al Señor. Porque aquí ha habido mucha vida, y de aquí se ha irradiado al mundo. No sabemos lo que han vivido en el corazón las muchas personas que aquí han pasado, que viven, que vienen y que se van de esta casa, que es un centro de irradiación mundial. Pero estamos seguras de que el Señor hace nacer siempre nueva vida, la multiplica a partir de una experiencia de compartir fraternalmente vivida en la acogida, por amor. Que la Virgen continúe paseándose por esta Casa, en todas las casas del Instituto y en las casas de los presentes, para cubrirlas con su manto, para que seamos fieles al sueño que el Señor puso en el corazón de Don Bosco y Madre Mazzarello, con el mandato “A ti te las confío”. Nuestra Señora siempre nos confía a alguien para hacernos felices.”

FlickrFMA

Escribir un comentario
1 commento
22/12/2019 11:27:38 - Suor María Haydeé Del Piero

Ho letto con tanta commozione questa pagina ed ho ricordato con cuore riconoscente quanto il Signore e la nostra Ausiliatrice hanno fatto per noi in quei primi anni di Casa Generalizia. Vi ho accompagnate con la peghiera e continuerò a farlo affinchè non venga mai meno lo spirito di accoglienza e di risposta geneosa al carisma per il bene di tutto l'Istituto che, come ci ripeteva sovente la cara Madre Ersilia Canta: "Questa é una Casa di vetro a cui tutto il mondo guarda e cerca di imitare". Un caro saluto per tutte ed ognuna e l'augurio di un Santo Natale!


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.