Deforestación, una amenaza para el planeta

Deforestación, una amenaza para el planeta

El 5 de junio se celebró el Día Mundial del Ambiente. Para llamar la atención sobre los temas relacionados con la salvaguardia de la Creación, que son siempre de gran actualidad, reportamos ahora un artículo publicado en el número 5/6 de la Revista DMA.

La deforestación está amenazando la subsistencia de más de mil millones y medio de personas que de los árboles y de la naturaleza cercana sacan directamente sustento para vivir; es la amonestación lanzada por Naciones Unidas para el 2011, “año internacional de las selvas”, una iniciativa que tiende proteger los pulmones verdes del mundo – más allá del 31% de la superficie del planeta, alrededor de 4 mil millones de hectáreas – y sus habitantes.

Según la ONU , más de 1,6 mil millones de personas que dependen directamente de las selvas, alrededor de 60 millones pertenecen a comunidades autóctonas y locales, sin recursos económicos. Siempre según datos de la ONU , alrededor de 13 millones de hectáreas de bosques son arrasados cada año a causa del desarrollo urbanístico o por exigencias agrícolas.

El Año internacional de las selvas quiere acrecentar el conocimiento y promover una acción global para la administración, conservación y desarrollo sostenible de todos los tipos de selvas.

La deforestación no es sino la reducción de las áreas verdes de la Tierra. Éste es uno de los principales problemas ambientales del mundo contemporáneo. La presencia de las selvas juega un rol de gran importancia para el mantenimiento de los equilibrios del ecosistema. Trámite el proceso de la fotosíntesis las plantas sustraen el anhídrido carbónico en el aire (efecto sierra) soltando en su lugar el oxígeno. Las selvas consienten filtrar y retener las aguas, reduciendo los riesgos hidrogeológicos del territorio, destruir el hábitat para miles de especies animales y vegetales (biodiversidad), aumentar la humedad del clima, frenar la erosión del suelo, etc. La deforestación es el resultado de una acción irracional del hombre. Cuando el corte de los árboles excede su tasa de nueva crecida, entonces la población de árboles se reduce (deforestación). Con el paso del tiempo se reducirán también los efectos positivos aportados por las plantas al entero ecosistema.

En las selvas tropicales, por ejemplo, vive la mitad de todas las especies existentes en la tierra. Este verdadero escriño de la biodiversidad es también el “pulmón verde” de nuestro planeta, que juega un rol decisivo en los equilibrios climáticos globales. Pero en un total de 2 mil millones de hectáreas de selvas tropicales, cada año se pierden entre 11 y 15 millones de hectáreas. Igual a decir que cada tres segundos desaparece lo equivalente de ¡un campo de fútbol!

La Tierra está enferma y está haciendo de todo para comunicárnoslo. Si seguimos ignorando los signos, el organismo-Tierra estará obligado a reaccionar y los primeros a restablecernos seremos nosotros precisamente.

Anna Rita Cristaino

Escribir un comentario
2 comentarios
10/06/2011 - Amparo del S. López Alarcón

LA DEFORESTACIÓN, tal lo describe el artículo es una realidad que en una u otra forma nos aporrea, empobrece el ambiente y hace desastres en quienes por causa de pobreza se ubican en sitios críticos por esta causa; además, suscita problemasa nivel socio-económico-político. Gracias por hacerme partícipe de él. Amparo

08/06/2011 - sistaele

Come FMA sosteniamo in tutto il mondo una pluralità notevole di azioni e progetti, la cui idea-forza è la convinzione che la preservazione e l`uso sostenibile del patrimonio naturale non sono fini a se stessi, bensì hanno senso e si rafforzano se l`obiettivo ultimo è il benessere delle persone, di tutti, a partire dai più poveri... Grazie per aiutarci a riflettere su giustizia, pace e salvaguardia del creato!


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.