FMA en el frente de la evangelización

FMA en el frente de la evangelización

Los Gabra son un pueblo nómada del Nord Horr, una zona desértica situada al norte de Kenya, que vive preferentemente del pastoreo y tiene como único bien económico los animales. En el Nort Horr surge también la comunidad fma de la inspectoría AFE que se encuentra en primera línea al frente de la evangelización junto con tres sacerdotes Fidei Donum. «Los Gabra tienen muchos y hermosos ritos significativos –explica sor Patrizia Lacharité, directora de la Comunidad- que se parecen a algunas prácticas del antiguo testamento, que nos han ayudado mucho a introducir la explicación de la evangelización». Los desafíos de las fma en esta zona son muchos pero «el mayor desafío es enseñar a la población el concepto de perdón, puesto que en estas tierras lo que rige es la ley del talión: si se da muerte a tres personas el otro deberá pagar con la muerte de al menos otras cuatro personas. Una ley sobre todo apoyada por la población adulta. Los Gabra están muchas veces en litigio con las otras etnias que viven en los alrededores, a causa de los pastizales. Pero una salida parece posible a través de los jóvenes, con los que se puede hablar sobre el tema de la paz y los cambios son evidentes, incluso en la manera de acercarse al sacramento de la reconciliación». Pero no es sólo el concepto del perdón lo que es difícil de comprender para los Gabra, también el concepto de mujer está enormemente desviado. «La mujer Gabra no tiene ningún reconocimiento: mientras que el nacimiento de un niño es fiesta para todo el pueblo, matando la vaca, la cabra o la oveja; el de una niña, por el contrario, no suscita ninguna celebración. Muchos hombres casados pueden tranquilamente interrumpir el matrimonio cuando la mujer no le da un hijo varón. El único valor que posee la mujer es la dote que recibe al casarse».

Durante la semana santa algunas novicias fma pasaron un tiempo con la comunidad de Nord Horr y pudieron constatar que los Gabra son muy hospitalarios y lo mucho que aman su cultura. Los “Gabrenses” se impresionaron enormemente del entusiasmo y de la pasión de los muchos jóvenes que animaron la Pascua de la comunidad.

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.