Tortura: 26 de junio la Jornada Mundial

Tortura: 26 de junio la Jornada Mundial

A través de la Oficina de los Derechos Humanos (Human Rights Office) de Ginebra, las Hijas de María Auxiliadora trabajan a favor de los derechos humanos  junto a los organismos del Unog, United Nation Office de Ginebra. Entre las varias comisiones de la Oficina existe también  una contra la tortura, que precisamente hace unos veinte días se reunió para examinar la situación Cubana.

Según el informe 2012 de Amnistía Internacional, son 101 en el mundo  los Países en los que se han verificado casos  de tortura y de malos tratos. Muchas veces, las personas han sido víctimas de la violencia, muertes ilegales y ejecuciones extra judiciales, por haber tomado parte en manifestaciones antigubernamentales. Como en África subsahariana, donde las muchas protestas de la población se han reprimido  por las fuerzas del orden mediante la utilización de armas letales contra personas indefensas la mayor parte de las veces.  Han sido muchas las víctimas por violencias indiscriminadas entre las cuales también se cuentan periodistas, defensores de los derechos humanos, religiosos y religiosas. La impunidad  de las violaciones de los derechos humanos por parte de agentes de las fuerzas de seguridad se ha propagado en muchas otras naciones africanas.

Además el informe subraya  que “África se ha hecho cada vez más vulnerable a las acciones terroristas por parte de varios grupos armados islamistas. Entre estos figuran al-Qaeda en el Magreb islámico; la secta religiosa Boko haram, que ha intensificado sus ataques dinamiteros en Nigeria y al-Shabab,  activo en Kenya y Somalia. Estos grupos armados se han hecho responsables de  muchos abusos de los derechos humanos, como ataques indiscriminados, muertes ilegales, robos y torturas”.

Otra zona  caliente en lo que se refiere a los derechos humanos es Latinoamérica. Allí las víctimas de los maltratos son sobre todo los migrantes y los nativos, por ejemplo en “Méjico centenares de cadáveres,  algunos identificados como migrantes robados, han sido descubiertos en  fosas clandestinas. Decenas de millares de migrantes centroamericanos, de viaje a través de Méjico, han sido robados, torturados, forzados y muertos por las bandas criminales, a veces  con la complicidad  de oficiales públicos”.
También  en América se han comprobado muchas “amenazas y asesinatos de defensores de los derechos humanos, testigos, abogados,  procuradores y jueces en Países como Brasil, Colombia, Cuba, Guatemala, Haití, Honduras y Venezuela”.
En los Estados Unidos “las violaciones de los derechos humanos cometidas bajo la anterior  administración, en el contexto del programa de detención secreta puesto en marcha  por la Cía (Guantánamo), han quedado impunes”, a pesar de que la tortura y la desaparición forzada fueran parte integrante del programa secreto.

En Asia, al final del 2011, doscientos mil disidentes permanecieron en los campos de prisión de Corea del norte donde la tortura está extendida, lo mismo que en China donde probablemente han tenido lugar  miles de ejecuciones. En Oriente Medio la cuestión más escabrosa es la de Siria donde,  en el  último año, millares de civiles, entre  los cuales mujeres y niños, fueron muertos y heridos.

En Europa, en los casos de víctimas de tortura y otros maltratos con demasiada frecuencia los sistemas judiciales se han equivocado al no llamar a los responsables a responder de los hechos. En Uzbekistan,  a pesar de que las autoridades hayan declarado  que la práctica de la tortura ha disminuido significativamente, la introducción de nuevas normas de ley para mejorar el trato de los detenidos, a lo largo del año se han denunciado decenas de casos de tortura y otros maltratos de arrestados y prisioneros. En Turquía, la decisión epocal emitida en 2010 que, por primera vez en la historia jurídica del país, había condenado a funcionarios estatales a largos períodos de reclusión por haber muerto a personas con tortura, ha revocado la  sentencia en la apelación. Episodios de tortura   han sido ampliamente señalados en Ucrania y, no obstante algunas reformas superficiales sobre la policía, en Rusia”.

El informe de Amnistía remarca que todavía hay demasiados Países en los que la tortura es práctica corriente y no perseguida, muchas veces porque los gobiernos son cómplices de tratos crueles e inhumanos. Lo que significa que  todos los que trabajan en la tutela de los derechos del hombre tienen el deber de mantener alta la guardia sobre este fenómeno.

Escribir un comentario
1 commento
17/06/2013 23:13:21 - Massimo Corti

In tutto il mondo vi sono cristiani che lottano contro la tortura e la pena di morte, sono gli iscritti alle tante ACAT - Azione dei Cristiani per l'Abolizine della Tortura - diffuse sui vari continenti. ACAT Italia (www.acatitalia.it) agisce da anni con vari mezzi e, ultimamente, ha dato una grande spinta al fattore educativo/formativo, con l'assegnazione annuale di premi di laurea per tesi contro la tortura e la pena capitale. Tutte le ACAT sono parte della Federazione Internazionale delle ACAT (la FIACAT - www.fiacat.org), federazione che ha lo statuto consultivo presso il Consiglio d’Europa, l’ONU e la Commissione Africana per i diritti degli Uomini e dei Popoli. Se tutti i cristiani partecipassero di più a questa azione umanitaria, le cose potrebbero andare meglio.


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.